lunes, 7 de octubre de 2019

El acoso escolar no es un problema solo de adolescentes.

Podéis creer que este es el tercer post que escribo y el único que verá la luz. ¿Porqué los otros no los voy a publicar? Muy sencillo, los otros dicen verdades que la gente no quiere ver. Eso no significa que en el que estáis leyendo no diga la verdad, al contrario, en este post digo lo que pienso pero haciendo un poco de filtro. Quien me conoce sabe que puedo soltar sapos y culebras y casi mejor lo dejamos así.

Hablo de un tema que por desgracia es de actualidad, de un tema delicado y que cada vez se dan más y más casos. Hablo del acoso escolar y de como en esta sociedad se aplaude a los agresores y se humilla a las víctimas. Es un tema complicado cuando la gran mayoría piensa que trata de adolescentes, que ellos son los culpables de todo esto. Pero ojo, un adolescente antes ha sido niño, y el problema del acoso se puede ver desde que comienzan infantil.

Si, sí, no te sorprendas puesto que es así. Muchos de estos adolescentes ya fueron acosadores en infantil o primaria, a muchos de ellos no los frenaron a tiempo y a otros tantos les hicieron creer que eran víctimas de niños envidiosos y que por ello se volvían agresivos, la culpa siempre de los demás.

Tal vez sus padres o la gente adulta de su alrededor los justificaban diciendo eso de "Mi hijo pegar??Noooo, solo es un poco activo" "Mi hijo no lo hace con maldad, lo hace para hacerles rabiar un poco cada día, por que el tuyo llora con facilidad" Eso a mi modo de ver son excusas para no ver la realidad, tu hijo/a no respeta a su igual, tampoco a los adultos cuando todo esto lo hace delante de sus propios padres y todo ello se ve reflejado años después cuando llegan al instituto y el que más agrede es el que mola.

Para cambiar esta sociedad de m....... hay que hacerlo desde la raíz, mirarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos/as, seamos críticos con los nuestros, observemos lo que hacen y como tratan a sus iguales. Tratemos a los peques como iguales y con todo el respeto del mundo, puesto que así es cómo aprenderán a respetar a los demás. Y si vemos que son agresivos, que tratan mal a sus compañeros/as tanto física cómo verbalmente, debemos ayudarles y descubrir el por que de ese comportamiento.

Y por supuesto nunca, nunca, justificar una conducta de este tipo por muy pequeña que sea, no nos olvidemos que son niños y ellos tienen una percepción muy diferente a la nuestra. Eduquemos en valores, enseñemos a empatizar, entre todos podemos crear una sociedad mejor.
Sylvya

No hay comentarios:

Publicar un comentario