lunes, 26 de junio de 2017

Comer con niños en Valencia: Bioparc café


Hola pequeños salvajes.

Cuando salimos a comer o cenar con niños, intentamos buscar sitios donde los pequeños sean bien recibidos. Un lugar donde los peques puedan jugar, saltar, correr, sin sentir que molestan.

Los niños son niños, quieren moverse, quieren divertirse, pero también quieren estar con nosotros. Por eso los restaurantes Kid-Friendly son la mejor opción, y cuando encuentro uno siento la necesidad de contarlo, porque somos muchos los que no sabemos dónde ir con ellos, pocos son los sitios donde los niños se encuentran realmente bien.

Hace unos días nos fuimos al Bioparc, no voy a contar la experiencia, pero si queréis saber en este enlace podéis encontrar la reseña que hice un tiempo atrás.




Dentro del Bioparc podéis comer en diferentes sitios, pero justo antes de entrar hay un restaurante genial, donde los peques pueden jugar en una zona ideada para ellos. Pueden sacar su lado más creativo en una gran pizarra y jugar en una cabaña de barro, creando así un ambiente de poblado africano. Además les dan colores para que se entretengan mientras comen.



Este restaurante se llama Bioparc café, y como bien he dicho está justo antes de entrar en la plaza, comer allí tiene varias ventajas, entre ellas, el parking gratis si haces una consumición de 20 euros mínimo, también disfrutaras de un 10% si tienes el bono de Bioparc.

Disponen de menú infantil, donde puedes elegir mini pizza, hamburguesa, tiras de pollo rebozadas o pasta con tomate, bebida y un súper postre.
Salvajita eligió una hamburguesa con patatas, agua y una copa de helado de Nutella con sirope de chocolate, no me dio tiempo a hacerle una foto al postre, pero os puedo asegurar que era grande.


Para los adultos hay menú o a la carta, en nuestro caso optamos por la carta. Para papá una hamburguesa enorme y para mí una lasaña de verduras que estaba de vicio.



Sus postres caseros son impresionantes!!!!, por favor que buenoooo..... Tarta de queso y tiramisú fue lo que cogimos y ya digo que repetiré postre la próxima vez que vayamos.



Un sitio donde Salvajita se sintió cómoda, los camareros fueron muy amables, la comida estaba riquísima, en resumen...... ¡¡¡¡Volveremos!!!!


Sylvya

1 comentario:

  1. Pues avisaaaaaa, es verdad que a veces en algunos sitios patece que los niños no son bienvenidos...

    ResponderEliminar