miércoles, 12 de abril de 2017

La hora del baño



Hola pequeños salvajes. ¿Vuestros hijos no quieren bañarse?? ¿Les da pereza?? ¿No les gusta que le laven el pelo?? 

En nuestro caso es el pelo, odia que se lo lave y como sabe lo que viene pues prefiere no entrar al agua, todos los días son peleas con ella, una vez dentro aguanta un rato hasta que nota que el agua se enfría y ya quiere salir sin acabar de enjabonar, bueno pues desde hace unos días entra mejor, ¿Cómo lo hemos hecho?? Pues con una esponja de Frozen, si tan sencillo como esto.

Desde que la tiene, quiere bañarse sin problemas, bueno el pelo sigue sin hacerle gracia, y como encima ha estado con otitis dice que le duele el oído, oye que a excusas no le gana nadie,  con esto os quiero decir que ha ganado independencia, ella sola se enjabona el cuerpo, además como es un juego para ella, lo hace meticulosamente, para el pelo me pide ayuda y solo se queja al caer el agua por encima, creo que si le molesta un poco los oídos, pero hemos mejorado mucho.

Y ahora estaréis pensando.... Y este post para decirnos que se baña sola?? Bueno lo que os quiero mostrar es que los padres tendemos a ver los problemas muy difíciles de solucionar, tanto que no vemos algo tan sencillo como una esponja con dibujo, tal vez sean soluciones temporales, pero te dan una tregua, un descanso que sirve para buscar con calma y poder capear los temporales con otra visión.

Nosotros hemos pasado por varias fases en el baño, el miedo a la bañera, que solucionamos y os contaba como AQUI.

También la fase en la que no quería que el agua saliera de la alcachofa (la de comer no, la otra), y nos tocó enjuagarla con una jarra.

Utilizamos todo tipo de juguetes, al final uno que funciono fue el libro que os dije AQUI.

Pequeñas soluciones que hacen la vida más fácil, sólo hay que saber buscar ;)

Espero que os sirva mi experiencia, que podáis aplicar la teoría de lo más sencillo es lo que funciona, y que paséis unas pascuas geniales. Besos pequeños salvajes.




Sylvya

5 comentarios:

  1. Por aquí igual !! Lo que tu dices con unos juguetes de ducha se aguantan mejor el agua al caerse por la cara. Ahora tenemos un problema con el agua pero en cuanto se arregle querremos que empiecen a bañarse solitos porque es muy enriquecedor para ellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprenden rápido, los juguetes tenemos que ir cambiándolos para que no se canse de ellos, pero mientras den resultado.
      Un abrazo guapa!

      Eliminar
  2. A mí era a quién no me gustaba que me lavaran el pelo! Fíjate que aún me acuerdo ¿sería trauma? Es que tengo muchísma cantidad, rizado y largo -media melena- así que "sufría" tirones con cada lavado que trataba de evitar a toda costa. Cuando me lo cortó, se acabó el sufrimiento. Quizás este truco también ayude ;)
    Ahí lo dejo, para cuando el libro no funcione -que espero que dure mucho tiempo, eh?-.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si creo que hay que ir probando, pero esta niña me da que no le gusta que le entre agua en las orejas, pelo, pelo no tiene mucho, eso si rizado y de los que parece que nunca se peina jajajaja. Aunque con ella cualquiera sabe. Yo siempre lo quise rizado, pero no me funciona ni la permanente ;)
      Un abrazo guapa!!

      Eliminar
  3. Mi pequeña depende del día no quiere bañarse, pero porque, como es normal, prefiere jugar...no le importa que le lave el pelo, pero peinarla ya es otra cosa...aunque quien la vea también pensará que no la peino, jajajaja. Un truco que usamos para meterla en la bañera es que la bañamos con su hermano, o con las tacitas y la tetera...le encanta lo de los trasvases de agua...tienes razón, a veces cambiarles de situación, de conversación o añadir algo distinto es suficiente para evitar una discusión...besitos!

    ResponderEliminar